BCN PRODUCCIÓ: BECUADRO

INFORMACIÓN BÁSICA

Becuadro, un proyecto de Laura Llaneli para BCN PRODUCCIÓ ’14. Textos por Alex Brahim.

 

DESCRIPCIÓN

El proyecto Becuadro plantea un espacio de re-producción sonora, de interpretación crítica y de homenaje a la música como lugar social, como experiencia individual dentro del ámbito de lo común. Para ello Laura Llaneli aplica un método germinal, vernáculo, a la música popular actual, entendida -en consonancia con nuestro tiempo- como un centro de desguase cuyos elementos pueden ser apropiados y reinterpretados. Becuadro trata de la anulación, mediante este signo, de los bemoles y sostenidos de todas aquellas notas alteradas, limitando la sonoridad a siete sonidos, pese a la variedad de acordes en el pop, que incluyen clásico, rock, jazz o salsa. Durante la exposición del proyecto, el recinto actuaba como espacio de anulación o de reducción donde lo que ocurría dentro, musicalmente, era ‘natural’. Podríamos decir que la melodía de una canción que nos es muy familiar es natural, aunque las notas que la representen no lo sean. ¿Qué pasa si volvemos naturales todas las notas de una partitura? ¿Cuánto resiste lo reconocible de una pieza musical?
Becuadro pretende la ‘renaturalización’ de las melodías fundamentales, asignadas al piano, de veinte temas pop de las cinco últimas décadas, modificando sus partituras y por tanto su sonido. Una reducción sobre unas partituras de ante mano simplificadas por las discográficas para su distribución, que lleva al límite su mínimo común denominador -estadísticamente menos combinatorias- derivando en una similitud sonora que tiende a diluir su especificidad, a homogeneizar… Una intrusión que explora, a su vez, la posibilidad de una rúbrica autoral a partir de la simplificación como método. Reducir, aislar, simplificar.
Resaltar. En la cultura popular y más desde los nuevos medios, las producciones culturales se fijan de maneras muy distintas a los modelos de la academia: a través de tutoriales Youtube puede aprenderse a interpretar piezas musicales sin conocimientos de solfeo, mucha música es generada en comunidad, vivimos la abolición de la frontera entre el consumo y la producción… En este contexto, podría decirse que el becuadro corresponde a la versión arcaica, primigenia, de una aplicación de filtros; o que el proyecto Becuadro pone a prueba la resistencia del sonido pop como icono social, mediante patrones que entrelazan las maneras históricas de aprehensión del fenómeno musical en occidente.

BCN PRODUCCIÓ: BECUADROdibina

DiBiNA, Todos los Derechos Reservados 2017 ©

Encuentranos en Instagram